Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

La Pascua, la Resurrección de Jesús, nos esperaba con acontecimientos muy significativos para los alumnos de 1º de Bachillerato.

017 04 27 confirmacion 1º bach

  El viernes 21, a las 7,30 de la mañana iniciamos nuestra peregrinación a Guadix. En el autobús 

tuvimos ocasión de ver la primera parte de la película “Poveda”, que nos acercaba a la realidad en la que Pedro Poveda inició su tarea evangelizadora. A la llegada a nuestro destino Ana M.ª Aguayo y Ana Caba nos esperaban para hacer el recorrido povedano por la ciudad. Lo iniciamos en la Catedral y luego caminamos por los lugares habituales de la vida de Pedro Poveda en dicha ciudad. Terminamos visitando en el obispado la sala en la que él cantó su primera misa, justo en el día en que se cumplían los 120 años de dicho acontecimiento.

A mediodía nos dirigimos a la Casa Diocesana de Espiritualidad para alojarnos en ella y celebrar la Jornada de Reflexión Cristiana, a lo largo de la tarde. Tras la cena y convivencia nocturna, disfrutamos, unos más que otros del merecido descanso.

A la mañana siguiente recogimos nuestras coas, desayunamos y en el autobús subimos al barrio de  las Cuevas, disfrutamos de la vista panorámica de la ciudad de Guadix y sobre todo destacamos la visita a la Cueva de Pedro Poveda y la Eucaristía en la Ermita Nueva, a los pies de la Virgen de Gracia. Al término de la misma nos subimos al autobús para regresar a Córdoba, disfrutando del resto de la película.

Destacamos de esta experiencia el nivel de reflexión personal vivido, el compartir experiencias importantes de sus vidas y el buen ambiente creado.

El martes 25, en la Capilla de nuestro Colegio, nos dimos cita el grupo de los alumnos que habían tomado libremente la decisión de confirmarse, junto a sus padres y catequistas, para renovar juntos las Promesas de Bautismo y que algunos padres compartan la razón por la que un día decidieron bautizar a sus hijos. Las catequistas entregaron a los confirmandos la luz, como símbolo de la misión que les espera: Ser luz del mundo. Al término de la celebración se les entregó la cruz y los dones del Espíritu Santo, como recuerdo de la experiencia vivida a lo largo de año y medio de catequesis y del Sacramento.

 

El miércoles, 25, todos los confirmando tuvieron la oportunidad de celebrar el Sacramento de la Penitencia.

El jueves, 27,  a las 8 de la tarde llegó el momento culminante de todo el proceso. La parroquia de Cristo Rey y su párroco y vicario, esperaban a los cuarenta y ocho jóvenes, con alegría por la decisión que habían tomado.

La ceremonia fue sencilla y se desarrolló en ambiente de silencio y oración. El coro de alumnos del colegio acompañó en todo momento con sus canciones y colaboró a crear el ambiente adecuado para esta celebración.

Pedimos al Espíritu Santo que acompañe a estos jóvenes en su compromiso con la Iglesia de la que forman parte y agradecemos de manera especial a los catequistas: Sebastián, Isabel, Maite, Gema, Manena y Sergio,  la tarea de acompañarlos en este proceso formativo.